wubook__PTodos hemos vivido la desagradable sensación de llegar a un sitio de vacaciones super contentos y darnos cuenta de que no hay sitio en el que alojarnos. Ahí estás tú, con tus maletas, tu familia o amigos y una cara de pocos amigos de las que hacen historia. Son cosas que pueden amargar las vacaciones a cualquiera y que a día de hoy programas como el llamado Booking System nos ayudan a prevenir. Es un sistema que se encarga de gestionar las reservas realizadas para llevar una buena organización y evitar alquilar la misma habitación dos veces seguidas y para el mismo periodo de tiempo.

Es una situación que se puede solucionar fácilmente, si la prevención del Booking System llega tarde,  si el hotel tiene otras habitaciones disponibles en tu hotel o sino en otro cercano. Aunque tenga solución el disgusto te puede durar unas cuantas horas más y puede hacer que malgastes ese primer día de tus ansiadas vacaciones.

El dilema se complica cuando la noticia te llega en el aeropuerto y antes de que salgas de tu ciudad. Las ganas locas que tienes de salir y disfrutar de cada uno de tus días de descanso, desde primera hora de la mañana hasta la última de la noche, pueden ser truncadas sin que tu lo sepas si resulta que tu asiento en el avión en realidad no es el tuyo.

Cada euro que hemos invertido, y que nos ha costado tanto ganar, puede deslizarse entre nuestras manos si estamos en temporada alta y los asientos de los siguientes vuelos están todos ocupados. Que te devuelvan el dinero no compensa esos días de relax, risas y diversión que llevabas tanto tiempo esperando. Gracias al Booking System, que se asegura de que nuestros euros e ilusiones no caigan en saco roto, el número de personas perjudicadas se ha reducido hasta casi desaparecer.

Todas las sociedades se benefician de cambios y evoluciones, pero como en cada caso, estas nuevas tecnologías han de pasar un periodo de prueba en el que deben aparecer los fallos para que se puedan subsanar. La posibilidad de poder reservar tu viaje sin levantarte del sillón aumentaba las vías abiertas entre las que las reservas dobles podían colarse con facilidad, pero programas como el Booking System han hecho que esto deje de ser un problema. Ya sea en la playa o en la montaña, ahora podemos disfrutar de nuestras vacaciones como se merecen.

Deja un comentario