Las estaciones de esquí aragonesas están hoy abiertas y cubiertas de nieve polvo.
En Astún funcionan 15 remontes, 40 pistas y 29 kilómetros esquiables cubiertos de nieve polvo con espesores de entre 40 y 130 centímetros.

Candanchú ha puesto en servicio 13 remontes, 30 pistas y 25 kilómetros esquiables cubiertos de nieve polvo con espesores de entre 30 y 130 centímetros.
La estación de Cerler ha abierto 17 remontes, 52 pistas y 58 kilómetros esquiables cubiertos de nieve polvo con espesores de entre 75 y 160 centímetros.

Formigal dispone hoy de 19 remontes, 72 pistas y 94 kilómetros esquiables cubiertos de nieve polvo con espesores de entre 65 y 180 centímetros.

En Panticosa se han abierto 15 remontes, 36 pistas y 27 kilómetros esquiables cubiertos de nieve polvo con espesores de entre 45 y 100 centímetros.

Valdelinares, en Teruel, ha puesto en funcionamiento 10 remontes, 10 pistas y 9 kilómetros esquiables cubiertos de nieve polvo con espesores de entre 60 y 140 centímetros.

Javalambre, también en Teruel, ha abierto 3 remontes, 6 pistas y 5,4 kilómetros esquiables cubiertos de nieve polvo con espesores de entre 60 y 150 centímetros.

Para la práctica del esquí de fondo, se han habilitado 2 kilómetros en la zona de la Tuca en Candanchú cubiertos de nieve polvo con espesores de 75 centímetros mientras que en Fanlo, valle de Vio, funcionan 25 kilómetros cubiertos de nieve polvo y dura con espesores de entre 30 y 70 centímetros.

También están abiertos en Llanos del Hospital, en Benasque, 9,5 kilómetros cubiertos de nieve polvo con espesores de entre 20 y 70 centímetros.

En Pineta, en Bielsa, se han abierto 21 kilómetros con nieve polvo y dure con espesores de entre 20 y 40 centímetros.

Fuente : abc.es

Deja un comentario