Los almerienses no dejan de viajar durante las vacaciones de verano, pero lo hacen a lugares más económicos y cercanos, sobre todo a Galicia, Asturias y País Vasco.En época de crisis cambiamos China por Galicia, sin desmerecer a la comunidad del marisco. Lo cambia quien puede, porque ni todo el mundo ha podido viajar al país nipón en épocas económicas más boyantes, ni todo el mundo dispone de dinero y tiempo para descubrir España en estos momentos.

Sergio Soler es el encargado de la agencia de viajes Solar, una empresa con 31 años de antigüedad. Afirma que en esta temporada “tan dura” están viviendo la peor época que ha experimentado la empresa, “estos tres años han sido muy malos por la crisis y la incidencia de internet”.

Desde la agencia Solar aseguran que los almerienses no dejan de irse de vacaciones, pero si recortan los gastos. También hay casos de personas que antes viajaban todos los veranos y este año no pueden hacerlo. “El tiempo también se reduce, si antes se iban de viaje durante diez días, ahora pasan a ser cuatro noches”, apunta Soler.

Al igual que sostienen en la agencia Solar, Juan López de Viajes Koral confirma que a pesar de la crisis la gente no deja de viajar, pero lo hacen a destinos más cercanos y económicos. “Vendemos menos, el poder adquisitivo no es el mismo de antes”. “Con la crisis trabajamos más y ganamos menos”.

Este año los viajes preferidos por los almerienses son aquellos en los no se sale del país, los más solicitados Cantabria, Asturias y País Vasco. A la hora de salir de España, se opta por los cruceros y los viajes al Caribe, en los que los gastos están incluidos. Para los que estén pensando en conocer las ciudades más importantes del viejo continente, Praga, Londres, Budapest y Lisboa, son los que despiertan mayor interés, la ciudad portuguesa es una de las más económicas y visitadas.

Desde viajes Koral confirman que, tanto la crisis como la venta por internet han hecho mucho daño, “ahora la gente tiene más confianza en la compra online”. “Prefieren viajar barato que con seguridad, ya que nosotros respondemos por ellos si se produce algún imprevisto”.

Al respecto, Soler añade que los clientes “no se acuerdan de contratar un seguro cuando van a contratar un viaje, piensan en él una vez les ha surgido el problema”.

Las dos agencias aseguran que hay muchas personas que se acercan a los establecimientos para preguntar o pedir folletos, pero a la hora de contratar un viaje la mayoría se echa para atrás, “yo hago muchos presupuestos durante el día, pero la gente luego no compra”, apunta Soler.

Al igual que Sergio, Juan sostiene que muchos ciudadanos acuden a sus establecimientos buscando información, “durante los meses de mayo y junio hemos hecho muchos presupuestos, pero las ventas son bajas, aunque vamos mejor que el año pasado, que fue tremendo”.

Fuente: elalmeria.es

Deja un comentario