Cada poco tiempo se puede ver alguna noticia de una persona que ha sido operada en alguna clínica clandestina para realizarse intervenciones tan importantes como un aumento de senos o de nalgas o una liposucción.

Los resultados pueden ser escalofriantes: personas a las que han inyectado diferentes tipos de cemento en los glúteos, pechos con bultos a consecuencia de la ruptura de un implante e incluso en algunos casos, la muerte del paciente debido a que el quirófano no contaba ni con el material ni con el personal necesarios para la operación que se realizaba en el mismo.

Algunos de estos “quirófanos”, por llamarlos de alguna manera, no son más que la parte trasera de una peluquería o una habitación en una vivienda particular. Nada que ver con un quirófano de verdad, bien equipado y con todas las garantías como los que hay en centros médicos como la clinica la luz de drlalinde.com.

Estas intervenciones atraen a cierto tipo de personas por sus precios. Parecen baratas, pero en realidad salen muy caras, sobre todo para los que acaban pagándolas con su vida pero también para todos aquellos que arriesgan su salud y su imagen por intentar encontrar gangas en terrenos en los que no se debería de regatear jamás.

Ponerse en buenas manos, cuestión de sentido común

Los consejos que se pueden dar para evitar problemas con una intervención estética son todos de sentido común:

-Elige un cirujano o una clínica de prestigio que tenga muy buenas referencias demostrables.

-Pide una entrevista, el cirujano que te atienda debe de explicar de un modo realista qué puede esperarse de la intervención que se le ha solicitado e incluso negarse a realizar una operación que puede ser peligrosa o contraproducente para el paciente. Es lo que se conoce como ética profesional.

-Solicita que se te muestre el quirófano en el que se te va a intervenir. Si no puede ser de forma presencial al menos sí en fotografías indicándote dónde estará situado para que puedas reunir también referencias sobre la clínica.

-No dudes en preguntar sobre el post operatorio y los cuidados que se puedan necesitar

Por último es buen señalar que muchas clínicas de cirugía estética carecen de quirófanos propios y utilizan los de alguna clínica privada. Esto no es nada negativo, sino más bien lo contrario. El quirófano de una de estas clínicas está siempre dotado con lo último en tecnología y material por lo que garantizan a sus pacientes unas instalaciones de vanguardia.

Deja un comentario