En cuestión de vida laboral cada uno tiene su opinión en base a preferencias y creencias a la hora de elegir a que dedicarse o en que trabajar. No hay mejores puestos que otros, solo cambia la forma en la que lo enfoques. Existen personas que afirman que trabajar en la limpieza, ser especialistas en cajas de cambio automaticas o mecánico no tiene ningún tipo de prestigio frente a otros que si lo tiene como ser médico, abogado o empresario. Cada persona con su ideología decide qué hacer con su vida y a que dedicarse y nada es peor que nada siempre y cuando sea lo que tú quieres hacer.

¿Quién es el que barema el prestigio de un trabajo? Evidentemente el trabajo de oficina dista mucho del que puede realizarse en un taller, mientras que el trabajo de oficina sueles trabajar más con la mente en el taller es más físico, pero esto no quita para que necesiten unos conocimientos previos. No caigamos en el error de clasificar por la actividad laboral porque no es oro todo lo que reluce. Los trabajos de ejecutivos o comerciales, por ejemplo, exigen saber estar, habilidad de palabra y se asume mucha responsabilidad. No todo el mundo puede ejercer de modo correcto ante este tipo de puestos. Los mecánicos, por otro lado, necesitan fuerza física, conocimientos sobre todo tipo de problemas que puedan surgir, habilidad y precisión.

Cada trabajo es totalmente diferente y hay que saber sacarle partido. Ser mecánico no es nada malo… Todo el mundo tiene coche, y los coches fallan, por lo tanto todo el mundo tiene que ir al taller en algún momento. Entonces… ¿Qué problema hay? ¡Es un trabajo necesario!

Los mecánicos aprenden y se desenvuelven mucho mejor en cuanto a relaciones con clientes porque tenéis que saber que explicar la avería de un vehículo a alguien que no entiende nada en absoluto, es una locura. Tienen que averiguar porque están fallando sin opción a equivocación, arreglarlo y dejarlo todo perfecto porque ¡tu coche es tu coche! Y como le paso algo…

La conclusión a la que llego con todo esto es que no está bien agrupar los puestos de trabajo por ser mejores o peores. Cada uno tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, no hay ninguno mejor que otro, ser especialistas en cajas de cambio automaticas no es peor que ser empresario ni viceversa. Solamente coge el camino en el que más a gusto te encuentres y todo saldrá a pedir de boca.

Deja un comentario