Entradas con la etiqueta ‘El Jardín Yuyuan’

china-plazaSeguimos con más propuestas para visitar en China.

La Plaza de Tien’ anmen o conocida también como Plaza de la Paz Celestial, ubicada en Pekín. Es un símbolo de la nueva China, ya que uno de sus objetivos es que se utilizara la explanada para que se pudiera llevar a cabo los actos masivos de adhesión política.

El Templo del cielo, el mayor templo de ese estilo de China, nombrado patrimonio De la Humanidad desde 1998. Se construyó en el 1420 y fue utilizado para orar por las cosechas en primavera por las dinastías Ming y la Qing, así como para agradecer por los frutos.

Ubicado en el parque Tiantan Gongyuan, está conformado por una serie de edificios rodeados por una muralla interior y exterior. El edificio interior más conocido es el pabellón de la oración, luego, otro también importante es el Altar circular, así como la bóveda imperial del cielo. Pero otro tema también interesante es contemplar las distintas actividades que se llevan a cabo en los jardines y en sus alrededores para ver cómo viven los habitantes. Por ejemplo, cuando hacen caligrafía, juegan o hacen Tai-chi, esa parte cultural nutre tanto como la histórica.

El Jardín Yuyuan ubicado en Shanghái, es uno de los lugares más famosos de China. Declarado Monumento Nacional desde 1982. Es parecido a los jardines imperiales, pues, el funcionario que lo construyó quería que sus padres vieran como era uno de esos jardines, ya que ellos eran muy ancianos para trasladarse a dichos jardines.

El terreno consta de más de 20.000 metros cuadrados y está rodeada por una muralla con forma de dragón. Quien desee conocer un verdadero jardín chino, no puede dejar de pasar entonces por aquí, caracterizado por el uso de los cuatro elementos básicos de los jardines tradicionales chinos, estos son el agua, las estructuras arquitectónicas, las rocas y las plantas.

Templo de los Lamas ubicado en Baijing, es uno de los templos budistas más importantes fuera del Tibet. Dentro podrás encontrar la Sala de la Armonía, la Sala de la Protección, la sala del pequeño Potala y la Sala de la rueda de la Ley. Al igual que en el jardín, es importante e interesante ser testigo de cómo oran los creyentes y contemplar las obras de su interior, además, de todo el mundo espiritual que se nos abre como nunca.