Entradas con la etiqueta ‘valencia’

Valencia, la tercera ciudad de España por población,  es también una de las capitales del arte de la costa este de España, famosa sobre todo por la presencia de monumentos, museos y valiosos complejos arquitectónicos únicos en el mundo.

La bellezas de Valencia residen todas bajo el signo de la cultura. La ciudad, que también alberga una universidad de renombre, ofrece una gran variedad de atracciones turísticas, así como una planificación urbana de lo más agradable. Es por esta razón considerada como una de las mejores ciudades para vivir en España. Haz tu reserva en uno de los hoteles en Valencia y descubre todo lo que esta ciudad tiene que ofrecerte.
La característica arquitectónica más destacada es la presencia, para nada discordante, de lo antiguo y lo moderno. A este curioso tandem se ha añadido hace pocos años, la hermosa Ciutat de les Arts i Ciències Les (Ciudad de las Artes y las Ciencias), un complejo arquitectónico futurista que lleva la firma del prestigioso arquitecto valenciano Santiago Calatrava.
Es una verdadera ciudad dentro de una ciudad. El complejo consta de cinco edificios separados, cada uno de los cuales representa la estructura y el propósito de una rama particular de la cultura. La ciudad nació como un lugar de difusión cultural y esto es prácticamente dedicado a la ciencia, el arte y la naturaleza.
Entre los cinco edificios que componen la ciudad de Calatrava, se encuentra El Palau de les Arts Reina Sofía, el Hemisfèric, el Umbracle, el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe y el Parque Oceanográfico de Valencia, también conocido como el Oceanagráfico o L’Oceanogràfic.
El Oceanagráfico de Valencia, además de ser alojado en una estructura de excepción, es también el más grande de Europa. Incluye, de hecho, más de 45.000 ejemplares de 500 especies diferentes y cubre un área de 100.000 metros cuadrados. La obra, que fue construida por el arquitecto Félix Candela y los ingenieros Alberto Domingo y Carlos Lázaro, es una especie de lirio de agua gigante  que se caracteriza por el juego de colores azul y blanco, que siguen las mismos matices del agua.